INICIO | MAPA DEL SITIO | INTRANET | CONTACTO |
Top 5 de la semana
Ocasiones vistas: 282
Novena al Amor Misericordioso
Ocasiones vistas: 117
Oración para pedir la intercesión de la Madre
Ocasiones vistas: 93
La Vida de Madre Esperanza
Ocasiones vistas: 82
El Crucifijo del Amor Misericordioso
Ocasiones vistas: 68
Dos Congregaciones, seis “ramas”.

Inicio » VENERABLE MADRE ESPERANZA » Su Vida » Se fue un día de nieve


Se fue un día de nieve

Progresivamente su físico fue decayendo y su cabeza también. Por las ventanas de los ojos se veía que su corazón seguía ardiendo hasta el final. Se pudo palpar entonces que realmente había sido y seguía siendo un extraordinario instrumento de transmisión de gracias en manos del Señor. Continuaban llegando a millares los peregrinos, ya sin orden ni aviso. Esperaban con ilusión y paciencia. Se conformaban con verla un momento, con oír su voz, con saber que seguía viva. A mediodía se asomaba a la ventana un momento. Brevísimas palabras de saludo, de ánimo; prometía una vez más oraciones…, mientras pudo.

La Madre transcurre los últimos años de su vida en una continua actitud de entrega. Dice que quiere ser como una patata que desaparece bajo tierra para dar vida a nuevos hijos. Un día de invierno, cuando la tierra duerme a la espera de la Resurrección, el Buen Jesús, a quien ella había robado de pequeña, vino también, como un ladrón, de puntillas, caminando sobre la nieve que cubre las dulces colinas de Umbria, y roba a la tierra el cuerpo cansado y desgastado en el servicio de misericordia de su Esperanza: son las 8 de la mañana del 8 de Febrero de 1983.



Artículos relacionados de la sección Su Vida:


Misericordia, rostro de nuestra Fe
Misericordia, rostro de nuestra Fe
 
Inicio | Mapa del Sitio | Contáctenos | Registro | Registro Vocacional Copyright ©2008- Familia del Amor Misericordioso
eXTReMe Tracker